Adultos mayores: más empoderados, más entretenidos

22 Oct, 2014 |

Antes, cuando se pensaba en la “tercera edad”, era inevitable pensar en una abuelita tejiendo o un abuelito leyendo cómodamente en su sillón, con la mantita en las piernas. Pero en el siglo XXI, la realidad es diametralmente diferente:  la tendencia mundial apunta a que cada vez vivimos más y por esto se está poniendo un foco especial en generar condiciones que mejoren la calidad de vida de quienes ya están viviendo sus años dorados.

RELACIONADO: Cuatro generaciones para un solo ambiente laboral.

Cada día más activos e involucrados en la sociedad, los adultos mayores hoy disponen de diversas alternativas para mantenerse vigentes, tanto en su vida personal como laboral. Por ejemplo, hay muchas municipalidades que integran en sus planes de acción programas dedicados exclusivamente a la tercera edad, ofreciendo cursos de baile, gimnasia o computación para sus residentes. Otras alternativas las entregan organizaciones que planifican programas de vacaciones y viajes para adultos mayores, con el fin de crear instancias de sociabilización y entretención para los mayores.

Alternativas de recreación hay muchas, pero una arista nueva que se está implementando en muchas compañías son programas que apoyan e incentivan la contratación de personal de la tercera edad, para crear un espacio en el que no solo se mantengan activos físicamente, sino también puedan desarrollar su potencial y aportar con sus conocimientos y sabiduría en diferentes áreas de las empresas.

RELACIONADO: La generación Y se toma el mercado laboral.

Un ejemplo de esto son las políticas de diversidad e inclusión bajo las que opera Walmart Chile, que al día de hoy da trabajo a 901 trabajadores sobre los 60 años, en diferentes labores de servicio y operativas. Con esto, se entrega una oportunidad de seguir manteniéndose vigentes, aumentando sus ingresos y autoestima al sentirse activos y en movimiento.

¿Quedarse en la casa después de los 60? ¡Ya no! Maneras de pasarlo bien hay montones, que no tienen nada que envidiar a las actividades de los más jóvenes. Deporte, viajes, vida social y trabajo… ¡los adultos mayores la llevan!

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS