Agua, Fuente de Vida en Todo el Planeta

20 Jun, 2013 |

En los próximos 20 años, necesitaremos 50% más de alimentos y 40% más de energía para satisfacer las necesidades básicas alrededor del mundo de las que necesitamos hoy. ¿Dónde está la clave que nos ayudará a alcanzar estas cifras? Se encuentra en el elemento esencial que sustenta la vida, en algo que no siempre vemos, pero que está presente en todo lo que nos rodea: el agua. Y la realidad es que el agua dulce es cada vez se hace más escaza.

Se trata de un problema global, presente en muchas partes.  Por ejemplo en África hay sectores donde la estación seca se extiende por ocho meses. Pero también está presente en Chile. Recién en abril de este año la ministra de Obras Públicas, Loreto Silva, reconoció que desde Valparaíso hacia el norte la situación se ve compleja. En Coquimbo, por ejemplo, hay un déficit de 87%, lo que se traduce en la sequía más grande de los últimos 110 años en esa ciudad.

Es un tema que debe solucionarse de manera progresiva con el esfuerzo del sector público, privado y de las personas, también. Una de las iniciativas para esto viene directamente desde las Naciones Unidas ONU, que se comprometieron a preservar la tierra no degradada y a combatir la degradación con la recuperación del mismo número de tierras degradadas. Estas dos metas mayores se enmarcan en el Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se estableció en el año 1994 y que desde entonces se celebra cada 17 de junio.

“Es difícil evitar la sequía, pero sí se puede mitigar sus efectos.[…] El precio de estar preparados es mínimo en comparación con el costo del socorro de emergencia. Así pues, en vez de concentrarnos en gestionar las crisis, demos prioridad a prepararnos para las sequías y aumentar la resiliencia.” dijo el Secretario General de la ONU para conmemorar este día.

Este año, se definió el lema “No dejemos que se seque nuestro futuro” y si leemos el mensaje literalmente, podemos entender que se nos está delegando la responsabilidad a cada uno de nosotros. No dejes de hacer aquello que esté al alcance de tu mano. Puedes ayudar incorporando hábitos que disminuyan tu huella hídrica y puedes ayudar informándote, de esta manera podrás plantear el tema en las conversaciones con tus conocidos y así, a generar más conciencia.

 

Javiera Pérez y Kim Brierley

Tags:

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS