Alemania sigue conquistando medallas, ahora en energías renovables

30 Jul, 2014 |

Con fuegos artificiales terminó la final de la Copa del Mundo, donde Alemania se coronó campeona por cuarta vez en su historia. Con un gol de Götze en la segunda parte del alargue, obtuvieron la cuarta estrella que pasará a la historia por ser el primer país europeo que gana en suelo sudamericano.

Y no se quedan solo ahí: ahora competirán por ser los mejores en cambio climático. ¿Cómo? La canciller alemana, Angela Merkel, anunció que su país contribuirá con 750 millones de euros al Fondo verde para el clima, destinado a reducir los gases de efectos invernadero y luchar contra el cambio climático. La contribución alemana irá destinada al fondo internacional creado por Naciones Unidas para transferir recursos de países ricos a otros en desarrollo para combatir los efectos del cambio climático. El compromiso internacional para 2020 es movilizar 100.000 millones de dólares al año hacia países en desarrollo para proyectos que reduzcan las emisiones de gases con efecto invernadero.

Un gran respaldo

Alemania es el país con mayor eficiencia energética y cuenta con normas sobre este tema, tales como respecto de construcción en edificios residenciales y comerciales, buscando reducir en un 20% hacia 2020 el consumo energético, con respecto a 2008.

Según el estudio del Consejo para una Economía Energéticamente Eficiente  sobre las 16 principales economías Alemania fue quien recibió el mejor puntaje y ubicó a México en el último lugar, mostrándose preocupado por el ritmo de los esfuerzos de Estados Unidos y Australia..

“Nos complace recibir un segundo premio en una semana”, reaccionó Philipp Ackermann, quien es adjunto en la embajada alemana de Washington, con referencia al trofeo que ganó  su país en la Final de la Copa del Mundo y agregó que “todos concordamos, pienso, en que la energía más barata es aquella que no es necesario producir“.

Algunas claves

Para lograr este reconocimiento, Alemania mantuvo una actitud de apoyo hacia las energías renovables en los  últimos veinte años, durante los cuales las energías renovables maduraron , se hicieron más confiables y mucho más baratas de lo esperado. La participación de la electricidad renovable en Alemania pasó de 6% a casi 25% en tan sólo diez años.

Por otro lado, los alemanes quieren energía limpia y muchos de ellos quieren producirla por sí mismos. La Ley de energía renovable que ellos tienen, garantiza prioridad de acceso a la red a toda electricidad generada a partir de energías renovables y está diseñada para rendir ganancias razonables. El año pasado, más de la mitad de las inversiones en energías renovables las hicieron pequeños inversionistas. El cambio hacia las energías renovables ha fortalecido a las pequeñas y medianas empresas, al mismo tiempo que ha empoderado a comunidades locales y sus ciudadanos para que generen su propia energía renovable. En toda Alemania se lleva a cabo una revolución energética y rural.

Ejemplos como estos podemos seguir. Aprovechar la ayuda que nos ofrecen también es una gran oportunidad para que exista un cambio real en el mundo, pero también somos los ciudadanos los que tenemos que actuar.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS