Buscando tu identidad

27 Ago, 2015 |

Todas las personas son diferentes y cada una se distingue del resto por tener rasgos que las hacen únicas en el universo. Si bien pueden tener gustos o pensamientos en común, es imposible que coincidan en cada uno de ellos. Pero si te preocupa no encontrar esas características que definen tu propia identidad, quédate tranquilo, es una etapa por la que todos pasan.

La identidad no es algo con lo que uno nace, se construye con el paso del tiempo y está conformada por lo que piensas, sientes y haces. Su búsqueda comienza en la niñez, se profundiza en la adolescencia y se estabiliza en la adultez.

Si eres de aquellos que todavía se encuentran en el proceso de descubrir su propia identidad, a continuación te presentamos algunas interesantes ideas que te ayudarán en su búsqueda:

  • No te frustres si crees no encontrar tu identidad. Lo cierto es que ésta cambia de manera constante. Muchas veces ocurrirá que pensarás haberte definido en relación a un determinado tema, pero se irán presentando ante ti nuevos datos o situaciones que quizás hagan cambiar tu parecer.
  • Descúbrela en tu historia. Tu identidad se verá reflejada de acuerdo a tus vivencias pasadas, expresándose en cómo reacciones frente a determinados hechos, en lo que piensas respecto a distintos temas e incluso en cosas tan simples como la ropa que usas.
  • Definir tus posturas ideológicas, sociales, psicológicas e incluso en relación a la sexualidad, te ayudará a descubrir los factores que forjan tus principios, deseos, metas y valores.
  • No te alejes de los demás. Analizar el actuar del resto, así como sus opiniones y pensamientos te ayudará a aclarar tu propia postura.
  • Descúbrete. Hacerte preguntas como cuáles son tus virtudes y defectos, cómo es tu carácter o cómo te defines como persona te ayudarán a asumir de mejor manera tu personalidad.
  • Todos somos distintos. En su búsqueda de la identidad, muchos tienden a imitar a aquellas personas que miran como modelos a seguir, pero cuidado, por más que nos agrade un determinado actuar hay que saber identificar lo positivo y lo negativo, así como lo que nos gusta de lo que no. Así evitarás reproducir algunas actitudes que pueden ser dañinas o incluso peligrosas.

Estas son sólo algunas simples ideas que facilitarán este proceso de descubrimiento y definición. Sin embargo, es importante que sepas que todos somos distintos. Aceptémonos tan cual somos, la seguridad en nosotros mismos hará que los comentarios de los demás no nos afecten de manera negativa.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS