¿Cómo ser un buen vecino?

20 Mar, 2015 |

Es un hecho: vivimos en sociedad. Todos los días nos relacionamos con otras personas ya sea en el trabajo, en el estudio o en la vida misma, ya que somos seres sociales desde la base. Y como en todo orden de cosas, debemos aprender a relacionarnos de la mejor manera con quienes nos rodean.

Una de las aristas de nuestro comportamiento social es cómo nos relacionamos con nuestros vecinos, y es que nuestras comunidades son parte fundamental de nuestras vidas. En nuestro barrio está nuestro hogar y nuestra familia, probablemente lo que más queremos cuidar, y por este motivo es muy importante aprender a relacionarse con nuestros vecinos y crear una comunidad que se apoye y proteja entre ellos.

LEE TAMBIÉN: Áreas verdes: un aporte para la comunidad

¿De qué manera podemos ser mejores vecinos? Primero que todo, entender que una buena relación es la base para una comunidad unida. ¿Conocemos realmente a quienes viven cerca de nosotros? ¿Saludamos a nuestros vecinos cuando pasan por el lado? Estas son costumbres que podrían generar una mayor cercanía con ellos y que a veces olvidamos, pero siempre tenemos que recordar lo importantes que son.

Cuando hagamos una fiesta o celebración en nuestro hogar, también debemos recordar que no estamos solos en nuestro metro cuadrado: mantener el ruido a raya, avisar a los vecinos y tener consideración con las horas de actividad es una muestra de respeto hacia quienes comparten el espacio con nosotros. A todos nos ha pasado que tenemos un vecino que se olvida de las normas de convivencia y podría estar en un día de semana celebrando hasta la madrugada… ¿queremos ser esa persona? De seguro no.

Respetar y cuidar los espacios comunes también es un punto súper importante para ser un buen vecino. Cómo estacionamos el auto, cómo botamos nuestra basura, mantener cuidado nuestro jardín y fachada, y en general, contribuir al buen uso de los lugares que todos usamos es una muestra de consideración que no debe ser olvidada. El cuidado de dónde vivimos no debe estar restringido a lo que pasa puertas afuera de nuestra casa, sino que también a lo que nos rodea, y mostrar el mismo cuidado que tenemos con nuestro espacio al que tenemos con nuestro espacio común es algo que todos agradeceremos.

Respeto y consideración son las claves para una buena relación. ¿Qué mejor que sentirse rodeado y protegido por gente cercana? Seamos buenos vecinos y fortalezcamos nuestra relación con quienes nos rodean, por el bien de nuestras comunidades y entorno.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS