Una Innovadora Manera de Comunicarse

14 Jun, 2013 |

¿Te ha pasado alguna vez que sientes que tu mensaje no se entendió como tú lo quisiste decir? En estos casos, muchos podríamos recordar a nuestros profesores de lenguaje cuando nos enseñaron sobre el emisor, el mensaje y el receptor, pero para que exista una Comunicación Efectiva, se necesita más que esto, se deben aprender ciertas habilidades que nos ayuden a mejorar lo que queremos decir para que el otro comprenda aquello que le queremos transmitir.

Muchos de los problemas de las organizaciones son causados por una comunicación débil y no trabajar sobre ella. Para que existan buenas relaciones, que fomenten la producción y el buen entendimiento dentro de la empresa, deben participar dos partes: la empresa, ya que la comunicación no sólo proviene de las personas sino también por parte de la institución y los  colaboradores.

Camila Señoret, Psicóloga y Experta en Coaching Ontológico nos cuenta que “esto no es fácil de lograr, no se trata de hablar solo de temas extra laborales, se trata de intercambiar ideas, de hacer frente a los conflictos, de darnos feedback (respuestas que pueden ayudarnos a mejorar en ciertos ámbitos con críticas constructivas), de tener aquellas conversaciones difíciles que transparentan roces, dificultades, etc…

Nos habla también de la psicología dentro del área laboral, “las personas rinden más cuando se encuentran en estados emocionales positivos, conectados con sus propios recursos y con los de los demás. Esto no supone que no hay eventos negativos en el trabajo ni tampoco en las relaciones, si no que implica resolver, hacerse cargo, enfrentar, solucionar”.

Pues bien, si quieres marcar la diferencia y  quieres que tu mensaje sea recibido de manera correcta estos consejos son claves al momento de comunicarte y preguntar algo:

Da un mensaje claro, una buena manera de hacerlo es anotando cuál es el objetivo principal de tu mensaje en una sola idea, lo más corta posible.

Utiliza las tres C: conciso, concreto y coherente, un mensaje breve y directo se entenderá mucho mejor, no te vayas por las ramas cuando quieras decir algo, detecta los puntos importantes y específicos, el qué, cuándo, cómo y con quién además de analizar que lo que dices tenga lógica, cada uno de los puntos está conectado con el anterior.

Sé correcto, pronuncia bien las palabras, usa un lenguaje adecuado para la ocasión y un tono de voz moderado, mantén una posición correcta ya que nuestra comunicación se compone en un 73% de lenguaje no verbal. (Según el portal de profesores y alumnos “Qué aprendemos hoy”).

Aprende a escuchar con atención lo que la otra persona tiene que decir, a veces esto te servirá mucho para entender su punto y hablarle en sus mismos términos. Utiliza tu creatividad, esta es una forma de escuchar al que está hablando y darle espacio al otro para escucharte a ti y que logren mantener en sus mentes los puntos importantes del mensaje.

Por último, verifica con una pregunta si tu mensaje se ha entendido. Esto te servirá para mejorar tus relaciones dentro de la empresa y trabajar efectivamente con tu equipo. Una comunicación clara es parte importante del éxito de todos.

¡Haz la prueba!

 

Por Isidora Miniño

 

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS