Cuatro generaciones para un solo ambiente laboral

18 Nov, 2014 |

Cada cierta cantidad de años, se forma una nueva generación en el mundo, quienes crecen y viven bajo diferentes condiciones sociales, lo que les entrega diferentes características que los diferencian unos de otros. Una de los aspectos  que los diferencian es la manera de enfrentar el trabajo y sus responsabilidades, y hoy en el mundo laboral podemos encontrar cuatro generaciones activas: los tradicionalistas, los baby boomers, la generación X y la Y. Cada una de ellas tiene características y formas de trabajar que son diferentes entre sí, y para entender mejor cómo complementar los aportes de cada una, es bueno hacer una guía para saber cómo funciona cada una.

Los “Tradicionalistas” son la primera generación, nacidos hasta 1945. Algunos ya se encuentran jubilados, pero hay otros que aun integran la fuerza laboral, y son quienes privilegian la estabilidad laboral antes que cualquier cosa. Criados bajo la concepción  que el ahorro y el esfuerzo son valores primordiales, muestran una gran dedicación en sus trabajos y están pocos dispuestos a cambiar, tienen experiencia, conocimientos y madurez para enfrentar las diferentes situaciones que se les presentan. Son lo que comúnmente se conoce como “hijos del rigor”.

Los “Baby Boomers” son los nacidos entre 1946 y 1964, son responsables y disciplinados, no se salen mucho de las normas,  les gusta su trabajo y valoran profundamente la productividad. No les gusta ni el ocio ni pensar en la jubilación y de hecho, muchos siguen trabajando una vez que ya se han jubilado, les gusta mucho estar activos. No esperan demasiado feedback de parte de sus jefaturas, no tienen problemas con hacer horas extras. Son serviciales y gustan de realizar tareas en equipo, establecen relaciones valiosas a nivel laboral y en todo lo que hacen, buscan trascender.

Desde mediados de la década de los ’60 hasta 1980 entró en escena la “Generación X”, marcada por crecer con todos los avances de la tecnología, ya que toda su vida han visto gran parte de los desarrollos tecnológicos pasar frente a sus ojos, desde la televisión en blanco y negro, a colores, los videojuegos, computadores, internet y celulares, hasta llegar a los smartphones, por lo que tienen una excelente capacidad adaptativa. Independientes y creativos, son orientados a los resultados y no creen que pasar más tiempo en el trabajo tenga necesariamente que ver con un mejor desempeño, sino que creen que lo ideal es alcanzar un necesario equilibrio entre la vida laboral y la personal. Creen en el feedback laboral inmediato y valoran a los jefes que son capaces de transmitir su conocimiento y aconsejar adecuadamente.

Los menores de todas las generaciones laboralmente activas son los “Generación Y”, nacidos desde el año 1980 hasta el ’96, y son ellos quienes llevan la batuta en cuanto al manejo de las tecnologías: nacieron con internet y no conciben una vida en la que algo no se pueda hacer online. Lo quieren todo y lo quieren ahora, les interesa aprender lo más que puedan en el menor tiempo posible y quieren llegar en poco tiempo a tener puestos de liderazgo. Creen en las estructuras laborales más horizontales y suelen dar más importancia a proyectos que les entreguen un valor agregado, que les permita aprender nuevas destrezas. Son agentes de cambio e innovación, fácilmente adaptables a los cambios y dispuestos a asumir nuevos retos con actitud ganadora.

La diversidad es un gran activo en cualquier empresa, y la gestión de personas en las empresas cada vez se preocupa más del manejo de cada una de estas generaciones, con sus fortalezas y debilidades, con el fin de crear espacios que integren y saquen a relucir el potencial de cada una. ¡Bienvenidos todos y todas!

Si quieres conocer otras áreas de trabajo de Diversidad e Inclusión en Walmart, haz click acá.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS