Aprendamos de los otros

18 Dic, 2013 |

Enriquecen los equipos de trabajo, complementan nuestra visión de las cosas al venir de otras realidades y cultura, dándole un valor agregado a las relaciones laborales e interpersonales. Es por esto que los inmigrantes son un gran valor para nuestra sociedad.

Por esto el 4 de diciembre la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el Día internacional del Migrante con el objetivo de difundir información sobre los derechos humanos y libertades fundamentales de los migrantes, el resultado de sus experiencias y nuevas medidas que pueden implementarse para protegerlos, celebrándose el 18 de diciembre cada año.

Realidad nacional

En Chile actualmente existen 398.251 personas inmigrantes, más del doble que hace 20 años, según la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (Desa), siendo la ciudad de Santiago donde se instala aproximadamente el 70% de la inmigración. Como chilenos, convivimos diariamente con variadas nacionalidades, siendo la más predominante la de Perú (30,52%), además de la argentina, colombiana, boliviana y ecuatoriana.

¿A qué se debe este incremento? Debido a nuestra creciente economía, porque los datos macroeconómicos internacionalmente conocidos nos avalan. Según la OCDE es un reflejo de “la próspera economía de Chile, con un crecimiento del PIB de 6,1% en 2011 y una caída en la tasa de desempleo a 7,1% en 2011”.

Y Walmart Chile se ha visto beneficiado de esta tendencia al poder incorporar una diversidad cada vez mayor a sus equipos de trabajo. Hasta el mes de octubre incluyeron 571 extranjeros a la Compañía, de 26 nacionalidades distintas. Esto porque dentro de sus políticas como Compañía, el tema de diversidad e inclusión, en este sentido, es muy relevante ya que “los colaboradores extranjeros que se han incorporado a Walmart Chile han sido un aporte a la cultura de nuestra empresa contribuyendo no sólo con puntos de vista distintos que enriquecen nuestro negocio sino que también mostrándonos  diferentes formas de relacionarnos que potencian nuestro clima”, explica Loreto Cornejo, Gerente de Diversidad e Inclusión. Además representa la aceptación y apertura de las diferencias individuales valorando a todos por igual, ofreciendo la oportunidad de que todos aprendan, crezcan, y avancen al potenciar lo mejor de cada trabajador.

Tener la oportunidad de convivir con otras culturas y pensamientos, nos enriquece como personas además de hacerlo en nuestro mercado, haciéndolo más exitoso. Incluyámoslos en nuestra sociedad y aprovechemos está situación para ser mejores y ampliar nuestra visión de mundo.

 

Por Ronit Konitzki

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS