Dime cuándo naciste y te diré como trabajas

18 May, 2016 |

Según la década de nacimiento y los sucesos históricos asociados a ellas, se puede dividir a los trabajadores en grupos de características comunes. Tradicionalistas, Baby Boomers, Generación Y, o Millenials ¿Qué son y qué implican?.

Tradicionalistas: Nacidos entre los años 1922 y 1945, algunos ya se encuentran jubilados, pero hay otros que aun trabajan y privilegian la estabilidad laboral antes que cualquier cosa. Muestran una gran dedicación en sus trabajos y están pocos dispuestos a cambiar, tienen experiencia, conocimientos y madurez para enfrentar las diferentes situaciones que se les presentan. Son lo que comúnmente se conoce como “hijos del rigor”.

Baby Boomers: Nacidos entre 1945 y 1964, representan a la generación nacida justo después de la segunda guerra mundial. Son personas orientadas al desarrollo profesional y con gran compromiso con el trabajo, desean ser reconocidos e incluidos y los mueve el status.

Generación X: Nacidos entre 1965 y 1976, presenciaron muchos de los cambios tecnológicos y sociales del siglo. Prefieren espacios de trabajo abiertos y gustan de la tecnología. Quieren recibir comentarios positivos por parte de sus jefes y siempre están dispuestos para un buen desafío.

Generación Y o Millenials: Nacidos entre el 1977 y el 2000, corresponden a los nativos de la era digital. Seguros de sí mismos y con el interés centrado en el beneficio personal, no necesitan de grandes ascensos, basta con suficiente tiempo libre o jornadas flexibles para distribuir las horas de trabajo como mejor les parezca.

Cada grupo tiene algo que aportar y mucho para enseñar desde su visión de mundo y habilidades, por ello la mezcla etaria en un equipo de trabajo resulta tan beneficiosa. Sin embargo la mixtura generacional presenta un desafío de inclusión no menor, ya que hacer dialogar a personas tan diferentes y unirlos en causa común, al menos al principio puede resultar complicado.

Acciones como valorar la diferencia en vez de criticar, comprender el valor de la experiencia, y aprender a conocer formas de pensamiento distintas a la propia son sólo algunas de las estrategias útiles en términos de inclusión.

En Walmart Chile conocemos las ventajas y desafíos de la mezcla generacional, en nuestros locales cohabitan colaboradores que van desde los 18 a los 90 años, y por ello abogamos para que cada vez más edades se integren sin prejuicios al mundo laboral. Para saber más de lo que hacemos en términos de inclusión haz clic aquí.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS