Si la naturaleza lo hace ¿Por qué nosotros no?

25 Ene, 2016 |

Hoy necesitamos hacer más por nuestro planeta. Ya tenemos el compromiso de las grandes potencias. Hoy se está hablando de la importancia de adoptar la Economía Circular.

Pero ¿Cuál es esa economía? Simplemente es imitar a la naturaleza. En ella no hay basura, todo es alimento. Las plantas utilizan nutrientes del suelo, éstas sirven de alimento a los animales, sus deposiciones y cadáveres son utilizados por otros microorganismos para alimentarse y los desechos se convierten en los nutrientes para las vegetaciones.

Nuestra actual economía es lineal: se produce, consume y se elimina. Este proceso puede traer como consecuencia que en el tiempo estemos inundados de nuestra propia basura. Para que esto no nos pase, tenemos que aplicar las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

En una economía circular, el valor de los materiales y de los productos se mantiene durante el mayor tiempo posible. El uso de los recursos y la producción de residuos se reducen al mínimo, y cuando un producto ha alcanzado el final de su vida útil, sus componentes se utilizan una y otra vez.

Esta economía no se concibe en una única compañía, sino en todas. No es asunto de un sólo grupo o una sola persona. Por ejemplo, los desperdicios de una empresa se convertirían en la materia prima de otra. Si pensamos nuevamente en la sabia naturaleza, sabemos que ningún organismo crea su propia comida, sino que existe una dependencia de otros. Si uno falla, se rompe este círculo.

Muchos ya tenemos conciencia de esta economía, sin saber específicamente su nombre. Ya elegimos envases ecológicos, cambiamos el auto por la bicicleta y utilizamos los libros viejos para reciclar papel. Debemos seguir fomentando esta práctica ayudar a nuestro planeta.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS