Educar en la diversidad: tarea fundamental en la sociedad

21 Oct, 2014 |

La niñez es, por lejos, la mejor etapa para aprender conductas y valores que más tarde serán su carta de navegación en la vida. Es en la infancia cuando, completamente libres de prejuicios e ideas preconcebidas, podemos aprender a mirar el mundo desde otro lugar, entendiendo que somos millones de humanos diferentes y que en nuestra diversidad radica nuestra fortaleza.

Educar a los niños en la diversidad es parte importante de su formación, sobre todo en un mundo globalizado en donde sociedades más cosmopolitas implican relacionarse con gente de diferentes razas o credos. Crecer apreciando nuestras diferencias entrega un bagaje cultural y social que de otra manera no tendríamos, es un aprendizaje que hace que la diversidad sea algo que integramos de forma natural en nuestra vida.

Enseñar códigos como la empatía por el resto o el entendimiento  que todos crecemos y vivimos bajo un contexto cultural y social, ayudan a crear adultos integradores y sin prejuicios, que posteriormente nos permitirán avanzar hacia una sociedad más cálida y tolerante ante las diferencias que tenemos. Todos convivimos a diario con culturas diferentes a las nuestras: el sushi, la pizza, ¡incluso la música y lo que vemos en la televisión! Todo está impregnado de otras culturas de las que podemos aprender todos los días.

Cuando un niño es educado en la diversidad, aprenden desde pequeños a no discriminar y a ver la inclusión como algo natural. Por esto, es importante que a temprana edad un niño entienda que todas las diferencias no solo son respetables, sino que además nos ayudan a crear una apertura de mente que conlleva  una riqueza cultural y social que de otra manera es complejo obtener.

¿Cómo los padres pueden adoptar esta manera de educar? En primer lugar, el ejemplo es lo más importante, ya que un niño adopta las conductas que ven en sus papás. Otras opciones son crear hábitos a través de cuentos de otras culturas, llevándolos a exposiciones de diferentes países e incentivando el aprendizaje de otros idiomas se puede educar en la diversidad de una manera entretenida. La idea es hacerlo de manera natural, en que los niños puedan integrar esta manera de pensar como algo lógico y que sea parte de su realidad.

Entender a los niños como los futuros tomadores de decisiones y líderes de la sociedad es un factor fundamental para avanzar hacia un mundo en el que todos vivamos mejor. Hoy, existen iniciativas: Walmart Chile opera a nivel mundial con políticas de diversidad e inclusión en la empresa, con el fin de generar equipos de trabajo que integren las diferencias y celebren los aportes que cada uno hace desde su visión. Para conocer más sobre estas políticas, haz click acá.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS