Ejemplo de inclusión: Braille

8 Jun, 2015 |

¿Alguna vez te has preguntado cómo leen los no videntes?. Inventado por Louis Braille en 1824, el Braille es el método más utilizado de escritura y lectura para ciegos del mundo, pero no el único ni el primero.  Ésta es la historia de cómo evolucionaron nuevas formas de comunicación a partir del reconocimiento de la discapacidad visual y de los derechos de las personas involucradas.

Todo comenzó con el sistema Haüy, que en 1784 el francés Valentin Haüy impartía en el primer centro educativo para ciegos llamado “Institution National des Jeunes Aveugles” (Instituto Nacional de niños ciegos). El método se basaba en escritura en relieve y con letras de gran tamaño, que sirvió para editar los primeros libros para no videntes del planeta. El problema era que la lectura se tornaba lenta por la necesidad de seguir los contornos de las figuras.

Casi 20 años más tarde el capitán de artillería, Charles Barbier de la Serre, llegaba a tocar la puerta de la escuela Haüy para presentar su sistema puntiforme. Lo había inventado para que sus marineros pudieran comunicarse en silencio y en la oscuridad, haciendo marcas en la madera del barco con un punzón. Cada hendidura estaba asociada a un sonido y si bien era muy novedoso no podía representar la ortografía de las palabras.

Pocos años más tarde, un estudiante de Haüy que había quedado ciego en su infancia debido a un accidente, tomó el método del capitán y le hizo algunas modificaciones. Louis Braille tardó 3 años en publicar su renovada alternativa, pero cuando finalmente lo hizo en 1827 fue un cambio de paradigma, ya que no sólo se preocupaba del abecedario sino que también se adaptaba a las matemáticas, la música y las ciencias convirtiéndolo en un sistema integral.

Si bien la aceptación no fue sencilla porque se alejaba bastante de la tendencia seguida hasta el momento, en 1840 es incluido como método válido en Francia y en 1878 comienza su promoción como sistema universal. El éxito de aquella intención significó no sólo la fama póstuma a Louis Braille, sino que un avance decisivo en la inclusión de personas ciegas a la sociedad completa.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS