El amor es la mejor solución

6 Abr, 2015 |

El mundo avanza rápido y hay poco tiempo para poner atención en todo, pero hay algo fundamental en la vida en que no podemos escatimar en atención y preocupación: nuestros niños. Son los lazos afectivos que tengamos con ellos lo que más los ayudará a sobrellevar los desafíos que les presente la vida.

Una realidad dolorosa es que no todos los niños cuentan con una red de apoyo fuerte a su alrededor, y para ayudar en la crianza de niños en condiciones vulnerables existen fundaciones como Paternitas. Dentro de sus labores, esta fundación cuenta con la Casa de Acogida Santa Rosa de la Esperanza, un lugar donde se crean y se fortifican lazos afectivos para una mejor socialización de los 32 menores en situación de vulnerabilidad que ahí asisten.

A pesar de venir de ambientes poco aptos para la crianza de un niño -como tener a uno o sus dos padres en la cárcel- la tasa de éxito es alta, ya que la fundación se ha preocupado de crear un entorno que les permita reinsertarse de manera normal en la sociedad. Por una parte, se preocupan de trabajar desde temprana edad las alteraciones neurológicas -que alcanzan un 87,9% del total de niños que ingresan al centro- y por otro lado, la creación de lazos afectivos que les permitan desarrollarse en un entorno protegido y seguro. Por ejemplo, como parte del programa se establece que los menores seguirán estando en contacto con sus padres, visitándolos en los centros penitenciarios, lo que ha beneficiado tanto a los niños como al adulto.

Gracias a lo que se ha hecho en la Casa de Acogida, el 90% de los menores que ya egresaron están incorporados en la sociedad adecuadamente, mejorando su aprendizaje escolar, relaciones sociales y control de impulsos. Esta cifra refleja que muchas veces, para cambiar la vida de un niño con problemas se necesita una red de apoyo fuerte, que lo contenga y lo ayude a definir su personalidad, para lograr sacar en él el máximo potencial posible.

Aunque suene a cliché, los niños son el futuro de nuestra sociedad, y por esto debemos tomar conciencia y poner mucho más atención en cómo forjamos su crianza. De nosotros depende una sociedad mejor. Walmart Chile trabaja con Fundación Paternitas y además desarrolla programas de integración para adultos que han estado privados de libertad, entregándoles una posibilidad de rehacer su vida y de integrarse a la sociedad a través de un trabajo digno y estable.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS