Emprendedoras: ¡manos (de mujer) a la obra!

24 Sep, 2014 |

Hoy las mujeres están teniendo más oportunidades y están ganando más terreno en el mundo empresarial. Cada vez tienen más derecho a diversas actividades, teniendo todavía la capacidad de hacer variados roles como ser mamá, esposa, amiga y sobre todo trabajadora. Ya son capaces de tener un puesto gerencial con la misma responsabilidad que los hombres, siendo esta una realidad en varias empresas. Sin embargo, en otras todavía no existe este reconocimiento teniendo las mismas habilidades, o incluso mayores, que los hombres en esos puestos.

Debido a esto es que cada vez más, las mujeres están optando por emprender, y hoy están surgiendo oportunidades para que puedan iniciar o reforzar estos proyectos empresariales. Según cifras del Fondo Monetario Internacional, el número total de pequeñas y medianas empresas propiedad de mujeres en América Latina es de 1.2 a 1.4 millones, lo que representa un 35-42% del total de PYMES en la región. Dadas las cifras, el tema se hace relevante hoy en día, y demuestra que con investigación, ganas y acercándose a los medios correctos, cualquiera puede tener la oportunidad de comenzar su propio negocio. Además, ya no tiene que hacerlo sola: muchas instituciones sociales, bancarias, educativas y gubernamentales están aportando con recursos a disposición de los proyectos de estas mujeres.

En el marco de estos apoyos que han surgido para las mujeres emprendedoras, Walmart Chile suscribió al acuerdo realizado entre Mujeres Empresarias y WEConnect International, organismo que busca conectar a mujeres dueñas de sus propios negocios con compañías multinacionales, para que puedan acceder a su cadena de valor ofreciendo sus productos y ampliar sus oportunidades. Este acuerdo busca certificar a aproximadamente mujeres chilenas y que el 50% de ellas logre introducirse en cadenas de valor más amplias.

El Banco Interamericano del Desarrollo, también participante del acuerdo mencionado, declara que para que las mujeres puedan contribuir al cambio en el desarrollo del capital humano y aportar a la economía, se debe potenciar su contribución teniendo en cuenta sus necesidades, sus diferentes roles y sus dinámicas económicas y familiares. Diversos factores culturales y sociales han dificultado el camino de las mujeres hacia el éxito empresarial, además de que tradicionalmente las mujeres han tenido acceso limitado a la formación técnica vocacional o a lo relacionado con la industria, y es por esto que el apoyo a la iniciativa emprendedora femenina cobra más fuerza que nunca.

Las ventajas de las emprendedoras

En el mundo de hoy las mujeres han tomado un rol de líderes de opinión y de grandes empresarias, preparadas para asumir los desafíos que el mundo les pone por delante. Algunas de estas características es que les gusta hacer las cosas en grupo e involucrar a la gente en lo que están haciendo, son capaces de crear culturas corporativas que son coherentes con el tipo de vida que promovemos al respaldar sus valores, tienen mayor intuición y por último, son perseverantes y tenaces.

Una mujer emprendedora no teme a innovar constantemente para ofrecer diversos puntos de vista ante una situación, mostrando ventajas competitivas respecto a los otros, dando un giro a los negocios y aportando con fuerza nueva y atractiva. Son organizadas y conscientes de sus responsabilidades y no temen seguir aprendiendo cada vez existen más cursos de capacitación dirigidos a mujeres emprendedoras, donde pueden desarrollar habilidades y encontrar opciones que se ajusten a sus necesidades, para desarrollar con éxito su modelo de negocios.

Cada día hay más mujeres emprendiendo nuevos negocios, y debido al apoyo de diversas instituciones a este tipo de iniciativas, la tendencia apunta al alza en el futuro. ¿Crees tú que hay habilidades intrínsecas femeninas que las hacen mejores emprendedoras?

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS