La familia y el trabajo

20 Jul, 2015 |

Uno de los principales retos que tenemos al momento de trabajar y criar una familia es sentirnos bien por los minutos que dedicamos a cada actividad.

Entonces ¿Cómo podemos compartir nuestro tiempo sin sentirnos entre la espada y la pared? Para ello será necesario trabajar en equipo y el compromiso de toda la familia.

Cuando los tiempos son cortos hay que aprovecharlos al máximo, por eso es necesario buscar los espacios suficientes para dedicárselos a la familia. Sin embargo, esto no se trata simplemente de juntarse en el living a ver televisión, por el contrario, se trata de compartir tiempo de calidad.

Pero, ¿qué es tiempo de calidad?

Cuando hablamos de tiempo de calidad, nos referimos a sacarle el jugo a cada momento, aprovechar esos pequeños instantes para preguntar y enterarnos del estado de nuestras familias y amigos, divertirse juntos, jugar con nuestros hijos, conversar con  nuestros padres, saber en qué podemos ayudarnos y cuáles son nuestras  preocupaciones.

¿Qué otras cosas puedo hacer?

No es malo pensar en la familia mientras trabajas. Llama a esa persona en la que tanto piensas y date un momento para hablar. Así te podrás concentrar mejor en tus tareas y habrás expresado eso que tanto te preocupaba.

Aprovecha instancias como tomar once o la cena para compartir lo que han hecho durante el día, sus alegrías y preocupaciones, sus problemas y sus triunfos.

A veces, cuando el tiempo es lo que más falta, pequeños detalles pueden hacer la diferencia. Un abrazo de despedida o un beso de buenas noches  no remplazarán una conversación, pero demostrarás tu preocupación y afecto.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS