La playa es de todos, ¡cuidémosla!

25 Sep, 2015 |

A muchos nos ha pasado, sobre todo en el verano, que cuando visitamos una playa nos encontramos con desagradables desperdicios esparcidos sobre la arena o incluso flotando en el mar.

Como sabes, los principales responsables de la contaminación en las playas somos nosotros mismos, y a pesar de que en general se realizan periódicamente tareas de limpieza en la costa, muchos desperdicios vuelven a la orilla transportados por las olas.

Luego del último temporal que afectó a nuestro país, las fuertes marejadas dejaron un panorama poco alentador, por no decir algo peor. Además de los destrozos que ocasionó, grandes cantidades de basura terminaron sobre la arena de distintos balnearios, siendo el plástico uno de los principales protagonistas de la escena.

Quizás el mar, a través de ese fenómeno, nos está dando un mensaje: debemos ser más cuidadosos y responsables con nuestros desperdicios.  Por más limpia que se vea una playa, mucha basura sigue flotando en el mar, contaminando el agua que habitan millones de especies.

Para que comprendas mejor, y basado en las estadística de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) el 2014, aquí te dejamos un ranking con los diez tipos de basura más comunes encontrados en las playas:

1 – Cigarros y colillas.

2 – Vidrios.

3 – Envoltorios de comida.

4 – Basura plástica.

5 – Tapas de botellas plásticas.

6 – Botellas plásticas.

7 – Latas.

8 – Bolsas de Plástico.

9 – Tapas de botellas de metal.

10 – Cuerdas.

Como curiosidad y aunque te parezca extraño, entre los artículos menos comunes se encontraron velas, cepillos de dientes e incluso colchones.

Con los programas de limpieza de playas no basta. Lo más importante es generar un cambio en nuestra mentalidad y comprender que nuestro planeta no es desechable.

Haz como Walmart Chile y súmate al cambio. Aprovecha al máximo la Red de Reciclaje Colectivo, también conocida como Puntos Limpios, que hemos dispuesto para ti y dale a tu basura una segunda vida útil. Nuestro planeta es uno, cuidémoslo.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS