Las frutas, una jugosa y sana tentación

4 Ago, 2014 |

¿Sabes que es recomendable comer al menos tres frutas frescas al día? Así lo recomiendan muchos nutricionistas porque tienen fibra para que exista un buen funcionamiento del intestino y además, contienen agua para que estés siempre hidratado. Aunque parezcan muchas, si te organizas es fácil incorporarlas a tu dieta diaria: puedes comenzar con una al desayuno, otra a media mañana y por último una de merienda. ¿No es suficiente aliciente? Entonces revisa en este artículo los numerosos beneficios nutricionales, rejuvenecedores y de prevención de enfermedades que trae el consumo de fruta.

En toda Latinoamérica se reconoce el 4 de agosto como el Día Latinoamericano de las Frutas. Esta fecha, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tiene como objetivo incentivar el consumo de frutas en la población, ya que estudios realizados en la región evidencian un bajo consumo de este tipo de alimentos, en comparación con otros continentes.

El consumo de éstas es de gran importancia por su alto contenido de vitaminas, tales como la Vitamina C, la B1, B2 y B3 y muy ricas en fósforo, calcio, magnesio, hierro, azufre, sodio y potasio. Debido a su alto valor nutricional es que  en muchos de los programas educativos en los que se habla de la  alimentación sana promueven y estimulan enérgicamente su consumo.

Más beneficios

Sus infinitos beneficios traspasan lo estrictamente nutricional: por sus antioxidantes, previenen el envejecimiento prematuro de las células, dando una piel más limpia, joven, suave, sana y más saludable. En cuanto a la salud, su consumo nos ayuda a prevenir distintas enfermedades como problemas cardiovasculares, trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer y colaboran en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad. Ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo, facilitando el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo.

Estos son solo algunos de los beneficios que trae el incorporar las frutas como parte importante de nuestra alimentación. Más energía, más salud, más belleza… y tú, ¿qué esperas para aprovecharlas? 

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS