Lava tu ropa sin dañar el ecosistema

3 Ago, 2015 |

Lavar es un acto poco cuestionado, muchos lo hacen varias veces a la semana y el proceso es parte de la vida cotidiana. Pero ¿sabes cómo impacta el medio ambiente?

En una sola carga de ropa, la lavadora eléctrica realiza mínimo 3 procesos: lavado, enjuague y centrifugado, los que gastan alrededor de 200 litros de agua. Si a ello se suma la opción de agua caliente y la energía que necesita el aparato para funcionar, el impacto es mayor.

Sin embargo el consumo no es el único aspecto al que prestar atención. El detergente que elegimos también es importante ya que entre sus componentes hay sustancias que pueden afectar el medio ambiente. Cuando usamos detergentes hechos en base a fosfatos, corremos el riesgo de alterar los ecosistemas del agua con un proceso llamado eutrofización.

La eutrofización es cuando insumos químicos, como los fosfatos, ablandan el agua sacándole los minerales. Esto se hace para conseguir una variedad de resultados, como la potabilización del agua, o en el caso del detergente, para eliminar la suciedad más fácil.

El problema está en que cuando el agua, mezclada con este tipo de detergentes, sale de la lavadora y viaja por la alcantarilla hasta llegar a los caudales externos, ablandando todo a su paso. Así es como ríos y lagos pierden sus minerales naturales y son colonizados por enormes poblaciones de algas y sus consecuentes bacterias.

Conscientes del riesgo ambiental que la eutrofización significa, muchos países avanzan hacia normar el uso de fosfatos en productos de limpieza. Adelantándose a la normativa, Walmart Chile decidió eliminarlos de sus detergentes de marca propia como Líder Eco y aCuenta (en polvo y líquidos).

¿Cómo ayudar?

  1. Siempre lava con carga completa para aprovechar al máximo el uso de agua y energía.
  2. Evita utilizar la opción de «agua caliente» en la lavadora.
  3. Lee la Etiqueta de Eficiencia Energética antes de comprar tu próxima lavadora, así te asegurarás de que sea la mejor opción.
  4. Prefiere detergentes sin fosfatos.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS