Más dignidad y menos prejuicios

27 Abr, 2015 |

¿Te sorprendería si supieras que en Brasil, un 5% de las personas que trabajan en una empresa tienen que ser personas con discapacidad? Así es, y además, si eso no se cumple la empresa se arriesga a pagar una multa por incumplimiento.

No todos saben que las personas con discapacidad también cumplen con las competencias necesarias para cumplir con un trabajo normal y ser integrados en el mercado laboral regular. La fundación Tacal forma a estas personas para el trabajo, generando competencias de puntualidad, productividad, cuidado de material y herramientas.

En nuestro país, todavía existe discriminación y prejuicio en cuanto a la discapacidad y si bien estamos avanzando a ser una sociedad más inclusiva, a veces pareciera que no vamos tan rápido como quisiéramos.  La directora de Tacal, Andrea Zondek, nos cuenta que una vez fue a una empresa, y le dijo al gerente que tenía un grupo de personas disponibles para trabajar; pidió una descripción de las labores a cumplir, y luego envió una sugerencia de nombres para fueran evaluados. Lo que el gerente no sabía, era que este grupo de trabajo estaba compuesto de cinco personas con discapacidad que probablemente no habrían conseguido la oportunidad por sí solos. Todos pasaron las pruebas y  Andrea invitó al gerente a conocer a sus nuevos colaboradores: “Cuando vio quienes estaban haciendo el trabajo, quedó muy impactado”, cuenta la directora.

Partieron en el año 1985, capacitando a cinco personas; en 2014, los beneficiados alcanzaron los 400. El 54% de las personas que se capacitan en Tacal queda con empleo y hoy hay más de 2.200 personas -con diversos tipos de discapacidad- que se encuentran trabajando con contrato.

Los trabajadores de la Fundación Tacal están convencidos de que cuando se entra en el mercado laboral se cierra el círculo de la rehabilitación o habilitación, porque cuando las personas se insertan, tienen derecho a participar de todo en igualdad de condiciones y los transforma en ciudadanos con plenos derechos y deberes.

Pero, ¿qué falta en Chile para que haya inclusión en las áreas de trabajo? La Fundación trabaja desde la dignidad, desde la competencia y desde la oportunidad para las personas, y la directora de Tacal asegura que “en el momento que el país pueda comprender eso quizás podamos ver un Chile más inclusivo. Sueño con que llegue el día que tenga que cerrar la Fundación porque ya no sea necesario nuestro servicio”.

Walmart Chile colabora con la Fundación Tacal entregando oportunidades laborales a personas con discapacidad, como una manera de aportar en el camino a ser una sociedad más diversa e inclusiva con quienes lo necesitan.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS