Microplásticos: Enemigo invisible de los océanos

16 Ene, 2015 |

Por todas partes escuchamos el peligro para el planeta que significa el uso indiscriminado de plástico, incluso a veces en cosas como botellas desechables o bolsas plásticas, de un solo uso y cuyo fin inevitable es la basura. Pero, ¿qué pasa cuando esos desechos no llegan a la basura, sino que quedan en la naturaleza? Para muestra, un botón: un reciente estudio de la Universidad de Barcelona, realizado en conjunto con la Universidad de Plymouth y el Museo de Historia Natural, muestra que la contaminación por microplásticos ha llegado a las regiones oceánicas más remotas, incluyendo la acumulación de grandes masas de plástico en las profundidades del océano.
En este trabajo -realizado por oceanógrafos que extrajeron muestras de sedimentos y corales profundos en 16 puntos del mar- se encontraron hasta 4.000 millones de fibras microscópicas de plástico por kilómetro cuadrado, principalmente rayón, poliéster, poliamidas, acetato y material acrílico. Al inicio de la investigación, se proyectó encontrar una cantidad mayor de residuos superficiales y una menor en las profundidades, a lo que se ha denominado el “misterio del plástico”, ya que si en la superficie hay menos residuos de lo proyectado, y en las profundidades, una cantidad cuatro veces mayor a lo que se pensaba, se puede deducir que lo que estaba encima se desmenuzó en pequeños fragmentos que llegaron hasta el fondo marino, sin saber cuál será el efecto que éstos tendrán en el equilibrio de los ecosistemas que ahí existen.

RELACIONADO: ¿Cómo cuidar nuestras playas?

Como ya sabemos, es imposible dejar de usar el plástico, ya que es un elemento que está presente en los más diversos ámbitos de nuestras vidas. Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? De todas maneras, disminuir su uso y comenzar a reemplazarlo en las instancias en que podamos, como por ejemplo acostumbrándonos a llevar con nosotros nuestra bolsa reutilizable, lo que ya genera un ahorro importante de residuos al planeta. Otra alternativa genial es crearnos el hábito del reciclaje de este material, conociendo bien cuáles son los tipos de plástico que usamos más frecuentemente y entender cómo clasificarlo para reciclarlo de manera correcta.

RELACIONADO: ¿Cómo reciclar tus bolsas plásticas?

Estas son algunas acciones que se pueden llevar a cabo para disminuir la contaminación por plástico en el planeta, y con el aporte de cada uno, podremos generar grandes cambios que contribuyan a mejorar nuestro medio ambiente.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS