Mujeres al mando: ¡ellas van por más!

30 Ene, 2015 |

¿Son las mujeres igualmente capaces que los hombres para ejercer puestos de liderazgo? Según el estudio Mujeres y Liderazgo, realizado por Pew Research Center , la respuesta es un “sí” rotundo, incluso postulando que las mujeres pueden ser más fuertes que los hombres a la hora de ejercer como líderes compasivos y organizados. Además, está demostrado que aportan con una particular manera de percibir la realidad, muy diferente a la del hombre, y en consecuencia, sus acciones serán distintas.

Si bien el avance de las mujeres hasta los puestos de poder ha sido tímido, la tendencia indica que su número va en alza, y que son cada día más las mujeres que están destacando como líderes en sus áreas. Esto marca un avance importante en la igualdad de género, y de todas maneras es un aporte al mundo laboral y social al poder beneficiarse de la visión de las mujeres en cómo guiar las organizaciones.

RELACIONADO: Lo que Aportan las Mujeres

Durante mucho tiempo las mujeres que querían llegar a ejercer un liderazgo efectivo se veían -de cierta manera- obligadas a ejercer un estilo más masculino de llevar las cosas, pero se ha demostrado que las mujeres tienen mucho que aportar con su visión al guiar las organizaciones. Primero que todo, es un hecho que las mujeres tienen una sensibilidad especial y se sienten más cómodas con la comunicación directa en la construcción de relaciones, atributo que hasta hace un par de décadas era visto como una habilidad blanda que un líder más duro no podía permitirse, pero que hoy juega un rol fundamental en la motivación de los empleados y la capacidad de fortalecer las relaciones entre clientes, personas y equipos.

RELACIONADO: Más mujeres para una mejor sociedad

Otra característica de las mujeres líderes es que en general se sienten más cómodas con la diversidad y valoran la frescura que puede aportar un equipo conformado por diferentes visiones. Además, basan el éxito de sus organizaciones en la calidad de las relaciones que se establezcan dentro de ellas, se muestran escépticas ante una jerarquía rígida y prefieren trabajar centrándose en el esfuerzo colaborativo más que en el individual, firmemente convencidas de que todas los pequeños objetivos llevan a cumplir grandes metas.

Más detallistas, más intuitivas y analíticas, sensibles al lenguaje no verbal y energéticamente más resistentes, ¡las mujeres hoy van por más!

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS