Nada se pierde, ¡todo se transforma!

19 Nov, 2014 |

¿Reutilización o reciclaje? Son algo así como primas hermanas, al ser parte de las tres R, pero son muy diferentes entre sí. Cuando reciclamos, estamos transformando un material en otro diferente, pero reutilizar significa extender el ciclo de vida de un elemento sin necesidad de procesarlo nuevamente para seguir usándolo.

En el camino hacia la sustentabilidad, reducir, reciclar y reutilizar son verbos que deben estar presentes en nuestro día a día, y cada uno tiene su importancia y características propias. Sin embargo, de las tres R, la reutilización puede ser la más entretenida de todas, ¡el único límite es la creatividad!

Para quienes navegan habitualmente por internet, las siglas DIY (Do It Yourself, en inglés) o “hazlo tú mismo” en castellano, se han hecho muy conocidas. Hay una tendencia mundial a crear elementos a partir de desechos, que vistos con otros ojos, ¡pueden convertirse en cosas realmente lindas! Seguramente todos hemos visto mesas hechas a partir de pallets de madera, maceteros hechos con botellas plásticas, ropa vintage “enchulada”, y así un montón de cosas: lo importante es extender el ciclo de uso de los materiales y evitar el sobreconsumo de productos que no necesitamos realmente.

Algunas de las ventajas de la reutilización son el ahorro de dinero y recursos materiales. Por ejemplo, cuando en el supermercado vemos que existen envases de relleno para limpiavidrios, lavalozas o jabón, es una buena instancia reutilizar el envase original con esos repuestos para evitar el desecho de plástico al medio ambiente. Además, si pensamos que cada material que utilizamos pasó por un proceso de producción que tuvo un gasto energético, de agua y recursos, lo ideal sería darle el mayor uso posible para rentabilizar de la mejor manera para el ecosistema la utilización de esos elementos.

No solo podemos reutilizar materiales para lo doméstico, también existe un montón de alternativas para decorar nuestros entornos con cosas que con un par de manos de pintura y algo de imaginación pueden ser lindos adornos para la casa. Por ejemplo, cajones de madera para hacer repisas, botellas de vidrio para poner flores, envases plásticos para hacer almácigos, cojines rellenos de bolsas plásticas. En internet hay millones de ideas para inspirarnos, ¿te animas?

Disminución de residuos al medio ambiente, extender el ciclo de uso de los productos, ahorro al bolsillo, uso eficiente de los recursos naturales… razones hay muchas. Haz de la reutilización una costumbre y te darás cuenta de cómo estos pequeños gestos generan grandes cambios a nuestro planeta.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS