Para cada generación, una motivación diferente

19 Ene, 2015 |

Tradicionalistas, Baby Boomers, Generación X e Y, cuatro generaciones que hoy conviven en el mundo laboral y cada una aborda los desafíos relacionados al trabajo de manera diferente. Con visiones de vida que van desde lo más conservador hasta lo más arriesgado, con objetivos y metas diferentes, sin duda todos aportan desde su experiencia para crear ambientes diversos e integrados.

Una de las grandes diferencias entre ellos son las motivaciones que cada uno tiene a la hora de elegir un trabajo. La valoración que dan a los diversos aspectos que ofrece un puesto laboral es completamente diferente para cada una de ellas, ya que mientras unos aprecian mucho la estabilidad, otros prefieren la un trabajo que entregue mayor flexibilidad.

RELACIONADO: Cuatro generaciones para un solo ambiente laboral

Vamos revisando qué prefiere cada uno:

Los Tradicionalistas -nacidos entre 1922 y 1945- buscan ante todo la tranquilidad y estabilidad en un trabajo, y para ellos no es motivo de realización, sino que un medio de subsistencia. Tienen una mayor rigidez ante el cambio y por esto prefieren trabajos en los que no tengan que relacionarse tanto con las nuevas tecnologías y por esto prefieren labores más análogas. Prefieren ambientes laborales en donde se valore el esfuerzo, la lealtad y la antigüedad, no conciben el empoderamiento y prefieren sistemas más verticales que horizontales, donde las jerarquías están claramente definidas.

Los Baby Boomers -nacidos entre 1946 y 1964- valoran mucho el participar en asambleas de trabajo o viajar por negocios. Son profundamente comprometidos con la empresa y valoran mucho la posibilidad de participar en capacitaciones, además de ser considerados para guiar proyectos a generaciones de menor edad. Aprecian mucho los lugares en donde son reconocidos por la experiencia y conocimientos adquiridos a lo largo de su vida laboral y se sienten valorados cuando sus opiniones y sugerencias son escuchadas por sus superiores. Por último, se sienten a gusto en los lugares donde se les agradece el compromiso con la empresa y sus logros son reconocidos ante sus compañeros.

Para la generación X, formada por los nacidos entre 1965 y 1980,  el atributo más valorado en una empresa es la capacidad de desarrollar una carrera dentro de ella. Quienes pertenecen a esta generación no buscan necesariamente un gran estatus dentro de la compañía, pero sí necesitan sentirse reconocidos y obtener mayor visibilidad frente a sus pares. También aprecian mucho la entrega de feedback sobre su trabajo, para saber cómo pueden seguir avanzando en su carrera. Otro aspecto importante es que tienen una natural tendencia a la innovación, por el que hacerlos partícipes de procesos de renovación tecnológica les motiva a mantenerse en su trabajo, ya que ellos no se quedan en un puesto por lealtad, sino por las oportunidades que este les ofrece.

Para la generación Y, los más jóvenes del mercado laboral al nacer entre 1981 y 1996, las posibilidades de expandir su carrera a nivel internacional y la oportunidad de ser parte de la estrategia de la compañía es lo más importante. Valoran la diversidad en el ambiente laboral, son seguros en sí mismos, y por eso se enfocan principalmente en el logro y el acenso rápido en la estructura corporativa. Prefieren la flexibilidad antes que la estabilidad y siempre buscarán un trabajo que les permita mantener el mayor equilibrio posible entre la vida personal y la profesional. Su compromiso con el trabajo depende casi exclusivamente de cuánto lo motiven los proyectos y tareas asignadas: cuando se enfrentan a un gran desafío, ponen toda su energía y foco en sacarlo adelante exitosamente.

RELACIONADO: ¿Quienes son la generación Y?

De todas maneras, independiente de a qué generación pertenezca un trabajador, temas como el salario, el desarrollo personal y un ambiente agradable todavía son muy importantes para todos, pero el aprovechar la diversidad que entrega cada una de las generaciones es una gran oportunidad para cualquier empresa y cuando se entiende qué motiva a cada uno, es más simple poder sacar lo mejor de cada uno y potenciar sus capacidades al máximo.

Para conocer la política de Diversidad e Inclusión de Walmart Chile, haz click acá.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS