Reciclaje desde adentro: Segunda parte!

23 Jul, 2015 |

Hace un tiempo atrás te contamos del recorrido que hacen tres de los materiales reciclables más comunes en el hogar una vez que los vas a dejar a los Puntos Limpios, que Walmart Chile en conjunto con Triciclos, han repartido por la ciudad. Hoy en la segunda parte de «Reciclaje desde Adentro» continuamos el viaje con 3 nuevas adiciones: vidrio, aluminio y polietileno.

Pero primero, y para los que recién se vienen integrando a nuestro espacio, ¿Qué son los Puntos Limpios? Es ampliamente sabido que muchos de los productos o envoltorios que utilizamos diariamente terminan en la basura, contaminando el planeta y generando alteraciones ambientales.

Uno de los ángulos para abordar el tema es la reutilización de materiales, más conocido como reciclaje, cuyo objetivo es buscarle un segundo uso a lo que botamos. Para ello hay varias formas que van desde hacer maceteros con botellas pláticas hasta el tratamiento químico  de las sustancias para devolverlas a su estado original y reintegrarlas a la cadena de valor.

A esto último apelan los Puntos Limpios, que son espacios públicos donde las personas pueden ir a dejar sus desechos reutilizables asegurando su reciclaje. Para conocer las ubicaciones de los que Walmart Chile tiene a disposición haz clic aquí.

¡Ahora a lo nuestro!

  • Vidrio (botellas y todo tipo de envases)

En este caso hay dos posibilidades, lavar las botellas y reutilizarlas tal cual o someterlas a tratamiento para rehacer el material. En éste último caso las botellas son trituradas y fundidas junto a una mezcla de arena, hidróxido de sodio y cal. El proceso puede repetirse infinitas veces con igual de buenos resultados.

  • Aluminio (latas, cables y embalajes)

Es uno de los procesos más sencillos y convenientes, permitiendo reciclar prácticamente la totalidad del material generando poquísima merma. Consiste básicamente en fundir el metal para luego darle la forma deseada.

  • Poliestireno (botellas, vasos de yogures, recubrimientos)

También aquí hay dos posibilidades, reciclaje mecánico y químico. El primero consiste en la trituración, lavado y mezcla con aditivos, para volver al producto inicial. En el segundo los envases de descomponen hasta llegar a moléculas básicas y rearmar con ellas nuevas materias primas.

Fuente: http://www.inforeciclaje.com/

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS