Walmart Chile apoya a la red que nació para nutrir

8 Sep, 2016 |

La gran mayoría de las personas que leerán este artículo no se plantean dudas sobre si  los próximos días tendrán las raciones alimenticias que necesitan para vivir. De esa mayoría, es probable que muchos den por supuesto que esa realidad corresponde a todos los habitantes de nuestro país. Sin embargo, el hambre y la desnutrición son aún hoy desafíos en los que queda mucho por trabajar.

En el mundo aún existen cerca de 870 millones de personas que sufren de desnutrición crónica por inseguridad alimentaria, según informa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura –FAO-. Cifra que no debiera dejar indiferente a nadie y nos motiva a reflexionar sobre qué podemos hacer para revertir esta triste situación.

La lucha contra el hambre en Chile

En nuestro país, si bien la FAO nos ha premiado porque se ha logrado reducir la hambruna, aún existen alrededor de 2,6 millones de personas que viven sin saber cuándo conseguirán otra comida, cuenta Carlos Ingham,  fundador de Red de Alimentos, en una entrevista al diario Pulso. Chile aún debe trabajar para erradicar lo que técnicamente se llama inseguridad alimentaria, y que según la FAO, la única forma de hacerlo es fortaleciendo los sistemas alimentarios.

La importancia de los bancos de comida

Una de las fórmulas que se han implementado en distintos países son los bancos de comidas, organizaciones que recolectan de parte de productores y distribuidores distintos alimentos mal rotulados, con fallas en sus envases o que se encuentra en la mitad de su vida útil, y se encargan de hacerlos llegar a través de diferentes fórmulas a quienes más los necesitan

Una de las empresas que colabora con este sistema es Walmart Chile, que ayudó a fundar el primer banco de estas características en Chile, llamado Red de Alimentos y que actualmente reparte comida a cerca de 120 organizaciones sociales de la Región Metropolitana, ayudando a través de ellas a casi 38 mil personas. Esta labor permite a las instituciones focalizar sus esfuerzos a cubrir otras necesidades, con lo que potencia y hace más eficiente su labor. Una tarea fundamental en esta lucha, los bancos de alimentos son una solución real al hambre y la inseguridad alimentaria. Prueba de esto es Estados Unidos, donde 1 de cada 8 personas come gracias a estas organizaciones.

Y aunque Chile está bien encaminado, aún le falta mucho para superar la inseguridad alimentaria, ya que si bien los bancos de comida son una gran ayuda, la hambruna es un problema económico-social que requiere de muchos actores para ser erradicada.

 

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS