Ser parte de una red nos fortalece

8 Ene, 2014 |

Desde la selva del Amazonas a la Cordillera de los Andes, Latinoamérica alberga alguna de las riquezas naturales más hermosas del mundo. Así, recientemente se nombró al Parque de Torres del Paine como la octava maravilla del mundo. ¿Te imaginas que todos los países de Latinoamérica colaboraran por un medio ambiente más sano y preservar esa riqueza? Ahora eso es una realidad gracias a la formación de la primera Red Sudamericana de Fiscalización y Cumplimiento Ambiental, que tuvo su primer encuentro el 5 y 6 de noviembre en nuestro país, el que también lidera la iniciativa junto a la Agencia Ambiental de Estados Unidos (EPA).

La red incentivará la colaboración “para mejorar las prácticas de fiscalización ambiental, incentivos para su cumplimiento y mecanismos para fiscalizar proyectos transfronterizos”. En esta oportunidad, los socios de Chile para lograr estas metas fueron representantes de Colombia, Ecuador y Perú. Además, junto a la Superintendencia del Medio Ambiente de Chile (SMA) participaron la Red Internacional de Fiscalización y Cumplimiento Ambiental (INECE), la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (USEPA), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Red Latinoamericana de Ministerio Público Ambiental, entre otras. “Reunir a funcionarios gubernamentales de diferentes países, con metas y formaciones comunes, potencia sus capacidades, aumentando el efecto regulatorio de los organismos miembros. Los países de la región sudamericana comparten problemas similares, por lo que contar con una instancia de ésta naturaleza es absolutamente beneficioso para mejorar los esfuerzos de las instituciones relacionadas con la Fiscalización y el Cumplimiento Ambiental”, señaló la Ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, durante la inauguración de la iniciativa.

Trabajar en equipo hace bien

Formar equipos y trabajar codo a codo puede marcar la diferencia cuando se habla de proteger a nuestro medio ambiente. Más si los esfuerzos se hacen a un nivel regional ya que pueden ser garantía de sostenibilidad y seguridad a medida que avanza el tiempo.

“Asegurar la existencia de un medio ambiente sano para toda la humanidad implica una conciencia verdaderamente integral, que sólo puede tener resonancia y madurez a través de la educación ambiental. Un proceso educativo que involucra ciencia, ética y una reformada filosofía de vida; un proceso muy amplio, una llamada de responsabilidad a los miembros planetarios de una asamblea a la vida, dotados de atributos y valores fundamentales, es decir, la capacidad de escribir su propia historia, se informan permanentemente delo que está sucediendo en todo el mundo, para crear culturas y recuperar valores esenciales de la condición humana y, sobre todo, para reflexionar sobre el futuro del planeta”, indicó una vez el renombrado ecologista y geólogo brasileño, AzizAb’Saber.

Por Belén Miranda

 

*Conoce la estrategia de sustentabilidad de Walmart Chile haciendo click aquí

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS