Tratamiento de RILes: Preservando las aguas de Chile

28 Nov, 2013 |

Chile ha tenido un crecimiento económico sostenido en los últimos años. Esto se ha visto reflejado en una actividad industrial emergente. Si bien estas actividades han significado un importante aporte en términos de desarrollo y generación de puestos de trabajo para el país, tienen como contracara el impacto que pueden generar en el medioambiente. Un ejemplo de los efectos que pueden, tener si no se toman las precauciones necesarias, son los RILes.

Si te dijeran la palabra RILes, ¿qué pensarías que es? Tal vez hay muchas personas que nunca la han escuchado, pero son muy comunes y todos los hemos visto. Los Riles son los “Residuos Industriales Líquidos”, es decir, son “aguas” que resultan del procesamiento y elaboración de distintos productos, y que deben ser debidamente tratados, de manera de que no perjudiquen el alcantarillado, y finalmente lagos, ríos y al mar.

Existen distintos tipos de RILes, dependiendo de la actividad de las fábricas:

1- Con constituyentes minerales que vienen de la industria de la metalurgia y siderúrgica, de la minería, de la industria petroquímica, entre otros.

2- Con constituyentes orgánicos que vienen de la industria farmacéutica y alimentaria, entre otras.

3- Con constituyentes de naturaleza radiactiva que vienen de procesos en los que se emplean materiales radiactivos tales como reactores nucleares, laboratorios de investigación, entre otras.

4- Riles que producen contaminación térmica que vienen de cualquier emisión de vapor o de líquidos enfriados lo que es suficiente para desencadenar efectos perniciosos. (Fuente: Ministerio de Medio Ambiente)

Como existen distintos tipos de RILes, el tratamiento que se les debe aplicar a cada tipo de residuo es distinto.

Hay tres métodos aplicables para tratar los Riles:

RILes con carga orgánica: estos pueden llevarse directamente a la planta de tratamiento, la que consta de 2 partes: un tratamiento primario donde hay una filtración mecánica por rejas y luego procesos de decantación y un tratamiento secundario con elementos biológicos aeróbicos y anaeróbicos para realizar un filtrado “final”.

RILes con carga orgánica e inorgánica: necesita un pre- tratamiento antes de ir a la planta de tratamiento. Éste consta de *floculación, luego el proceso físico de decantación y finalmente filtración con rejas y desinfección.

Riles no orgánicos: necesitan una planta propia y especial para los residuos, sin poder tratarse en la planta sanitaria común.

*La floculación es un proceso químico por el que mediante el agregado de una sustancia llamada floculante, se logra el aglutinamiento de los coloides. Por ejemplo, en la potabilización del agua se usa sulfato de aluminio para aglutinar a las partículas en suspensión (flóculos) y lograr su precipitación. (Fuente: Ministerio de Medio Ambiente)

El tratamiento de  RILes en Chile está supervisado por una serie de normas jurídicas, y es fiscalizado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios que determina que se cumplan las normas vigentes que establecen los contenidos máximos de cada elemento contaminante posible de estar presente en las aguas residuales que se descarga por las fuentes emisoras.  Todo esto para proteger el medioambiente.

 

 

*Si quieres conocer la estrategia de Sustentabilidad de Walmart Chile, haz click aquí…

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS