Taparse los ojos no borra el problema

26 May, 2015 |

Si fueras una mujer que está siendo agredida por su pareja -o alguno de tus familiares- te gustaría que alguien estuviera ahí para ayudarte y contenerte, ¿verdad? Lo cierto es que son pocas las que se atreven a dar un paso al frente y pedir ayuda para que esta situación no siga, principalmente por el miedo que las invade y la vergüenza de lo que les pasó. Pero aunque el primer paso sea lo más difícil, contar con el apoyo necesario para el momento de admitir lo que les está sucediendo ayudará a poner fin, de una vez por todas, a una situación sumamente difícil y desgastadora.

El silencio no soluciona nada, y mantener oculta una situación tan devastadora como la violencia de género solo la hace más dañina.  Cerrar los ojos no va a hacer que el problema desaparezca y el “qué dirán” no es suficiente razón para mantener una situación que es imposible sostener. Pedir ayuda como un primer paso hacia la superación del problema, junto con el apoyo de especialistas, pueden contribuir a devolverle la fuerza a la mujer, para que se vuelva a sentir validada y reconstruya su  autoestima, amor y respeto por sí misma.

Victoria Vega, directora de la Fundación DOMOS, institución creada para dar apoyo y reinsertar a mujeres agredidas a la sociedad y el trabajo, explica que la prioridad de la fundación es ayudar a mujeres que han pasado por esta experiencia bajo un modelo de atención multidisciplinario, aportando al proceso de reparación del daño. Señala que “no basta que se comprenda cognitivamente la violencia, porque no por entenderla se repara sicológicamente, eso solo se obtiene por terapia”.

Comprensión, empatía y apoyo son clave en este proceso, junto con asegurar la seguridad de la mujer en este difícil camino. La violencia de género es un delito y ningún argumento la justifica, por lo que es deber de todos alentar a la mujer agredida a tomar las riendas de su vida y de su seguridad para poder, de alguna manera, volver a nacer a una vida nueva.

Walmart Chile trabaja con la Fundación DOMOS y cuenta con un programa corporativo de Diversidad e Inclusión que vela, entre otras cosas, por ayudar a las mujeres a alcanzar su máximo potencial a nivel laboral, entregando oportunidades y capacitaciones dirigidas especialmente a ellas.

Tags:

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS