La tecnología incluye, no excluye.

6 Ene, 2016 |

¿Recuerdan el Silabario Hispanoamericano? El libro que muchos usamos en nuestra infancia para aprender a leer, el que tenía banderas de diferentes países en sus primeras páginas. ¿Lo recuerdan? ¿Qué habría pasado si ese texto se hubiera hecho para niños con capacidades diferentes usando la tecnología?

En julio de este año se lanzó “Leamos Todos Juntos”, un libro digital que a través de narraciones de audio, lenguaje de señas e ilustraciones adapta trece textos de autores chilenos. El proyecto es un ejemplo en el que las barreras se pueden eliminar, es una forma de integración, de educación, de culturización.

Otro modelo de inclusión usando las tecnologías es “Be My Eyes” un aplicación  danesa para celulares que pone en contacto a ciegos y colaboradores. Esta app permite que las personas con discapacidad visual apunten con su cámara móvil hacia un objetivo (valor de un producto por ejemplo) que necesiten ayuda y un voluntario les dará la información que necesitan. Cabe destacar que es totalmente gratuita y solo se mantiene a través de donaciones.

Estas y otras tantas tecnologías nos pueden ayudar a quitar estas barreras y poder hacer de nuestro país un ejemplo de inclusión. Tenemos que construir un mundo sin discriminación hacia la gente con capacidades diferentes, debemos pensar inclusivamente, tenemos que saber usar estas nuevas herramientas para ayudar a las personas en situación de discapacidad.

En Walmart Chile tenemos una política de inclusión que nos orienta en el desarrollo de equipos de trabajos más inclusión y diversos.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS