Todos Queremos un Mundo de Paz

2 Oct, 2013 |

Mahatma Gandhi. Dos potentes palabras que han inspirado a miles en el mundo, dando como resultado movimientos culturales, sociales y espirituales. Además, este abogado, político y pensador indio ha sido mencionado durante décadas en ámbitos tan diversos como el arte, la religión, la historia, la medicina, el derecho y la política en todo el mundo. Uno de sus legados, fue inspirar a los miembros de la Organización de las Naciones Unidas a crear el Día Internacional de la No Violencia, a celebrarse cada 2 de octubre –desde 2007- para conmemorar el natalicio de este líder del movimiento de la independencia india y de la estrategia de la no violencia.

La idea de esta celebración, según explica la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es “difundir el mensaje de la no violencia, a través de la educación y la conciencia pública”, con el fin de “conseguir una cultura de paz, tolerancia, comprensión y no violencia”.

¿Qué podemos hacer?

A muchos nos gustaría que se acabara la violencia y si bien, no podemos influenciar a personas que están en otras partes del mundo, sí podemos impactar positivamente a quienes nos rodean.

Gran parte del día convivimos con las personas con las que trabajamos y muchas veces, el contexto laboral puede ser un desafío en cuanto a las relaciones humanas. Es justamente ahí donde podemos dejar una profunda huella de paz, que con el ejemplo, demuestre que sí es posible. Por ejemplo, contar hasta diez ante un impulso, observar que quienes reaccionan mal, pueden estar siendo afectados por dificultades en otros ámbitos y que siempre nosotros podemos dar el toque de amabilidad y deferencia que sembrará una cultura de paz entre nuestros equipos de trabajo.

Por María José Necochea y Kim Brierley

*¿Quieres conocer otras formas de potenciar los equipos de trabajo? haz click aquí

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS