Un mundo por descubrir

13 Jul, 2015 |

¿Sabías que menos del 0,05% del suelo oceánico ha sido mapeado? El desconocimiento del ecosistema que cubre casi tres cuartas partes del planeta es tal, que sabemos más de la superficie de la Luna que la de nuestros mares. Y así es como muchísimas de formas de vida, a lo menos 750 mil, y maravillas geográficas que eclipsarían cualquier atlas terrestre, quedan en el olvido.

La principal barrera en las tareas de exploración no es sólo la falta de oxígeno respirable sino también la presión, ya que al sumergir cualquier objeto éste debe soportar el peso del agua sobre él. Cuando se trata de distancias pequeñas basta con materiales resistentes, pero a cientos de metros de profundidad la maquinaria e instrumentos deben resistir toneladas de presión por cada centímetro cuadrado y es allí donde todo se dificulta.

Actualmente la tecnología ha desarrollado submarinos que logran llegar incluso al fondo de la Fosa de las Marianas, lugar más profundo de la corteza terrestre, a 10,740 metros de la superficie. Sin embargo esto sólo ha sucedido dos veces y por periodos muy breves por lo que pensar en recorrer el lecho marino con naves tripuladas por ahora es sólo una fantasía.

Por ello es que la tendencia moderna apunta al uso de robots especializados, que lidian con las mismas dificultades mencionadas solo que sin arriesgar vidas humanas, y que ya logran llegar a más de seis mil metros de profundidad. Algunos funcionan a control remoto con científicos operándolos desde la superficie y otros son completamente autónomos y sólo necesitan ser transportados de ida y vuelta al laboratorio.

Por su parte la utilización de satélites ha aportado con el escaneo a distancia de un 100% de los océanos, aunque a sólo 5 kilómetros de profundidad, lo que si bien es importante deja mucho camino por recorrer.

Sim embargo no se trata sólo de explorar sino también de difundir lo que ya se conoce. En vista de esta labor es que Walmart ha firmado un convenio con la Fundación Mar de Chile que apunta a difusión de información y conocimiento sobre nuestro mar y sus productos y generar conciencia para prevenir la contaminación costera.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS