Un verdadero desayuno de campeones

19 Mar, 2015 |

Si nos preguntan cuál es la comida más importante del día, de seguro varios de nosotros contestarán sin pensar “el desayuno”, ya que desde niños hemos crecido con esa idea. Lo triste es que a medida que crecemos, vamos olvidando el porqué es tan importante respetar y hacer esta comida durante el día, a veces remplazándola solo por un café “a la pasada”. ¿Sabemos por qué el desayuno es la comida más importante del día?

Primero que todo, es importante entender que una de las principales razones que hacen del desayuno un pilar fundamental en nuestra alimentación diaria es que es la primera comida que ingerimos luego de ocho o más horas de ayuno. Por esto, cumple la función de reanimarnos y darnos la energía suficiente para hacer todas nuestras actividades del día, así que es importante que le saquemos el máximo provecho posible a esta comida.

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber del rotulado de alimentos

Un desayuno completo ayuda a una mejor salud física y síquica, pero, ¿sabemos realmente qué deberíamos consumir en él? Uno de los elementos imprescindibles son los lácteos, que se pueden consumir en forma de leche, yogurt o quesillo, ojalá descremados o bajos en grasa, para consumir las proteínas que necesitamos. También es importante agregar frutas -ya sea una porción o en ensalada- para cubrir nuestra necesidad diaria de estos alimentos, que nos aportan vitamina C y minerales, muy necesarios para mantener nuestro cuerpo funcionando correctamente.

Consumir algún tipo de cereal o granos enteros nos aportarán fibra y con esto, una mayor sensación de saciedad. Cereales y pan integral son lo ideal, también la avena aporta con lo propio en esta ecuación, ya que son cereales de bajo contenido graso y alto aporte de fibra, lo que facilita la digestión, previenen el esteñimiento, las enfermedades gastrointestinales y enfermedades al corazón.

¿Ideas de un desayuno saludable?

– Cereales integrales con leche descremada y una fruta.

– Pan integral con quesillo y una ensalada de frutas.

– Leche cultivada descremada y un pan integral con tomate.

– Yoghurt con cuatro cucharadas de avena y fruta natural picada.

LEER TAMBIÉN: ¿Para qué desperdiciar? ¡Aprovecha al máximo todos tus alimentos!

Alimentarse de manera correcta es relativamente fácil, ¡solo necesitas imaginación y ganas de estar saludable! Es importante inculcarles esta costumbre desde pequeños a los niños, ya que cuando se hace natural el consumir un desayuno completo, disminuyen las posibilidades que, a futuro, se conviertan en adultos que se alimentan “a la pasada”, y además, los hará crecer fuertes y sanos.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS