Una alimentación adecuada para tu etapa

11 Sep, 2015 |

Desde que somos pequeños hasta nuestra vejez, es importante que mantengamos hábitos saludables que nos permitan tener la energía suficiente para realizar las tareas diarias sin mucho esfuerzo ni inconvenientes de por medio.

Si bien los aspectos básicos de una dieta saludable son muy parecidos para las distintas etapas de nuestra vida, las necesidades nutricionales cambian y se hacen más específicas a medida que vamos envejeciendo, por lo que saber elegir de forma adecuada lo que comemos se transforma en algo fundamental.

Al igual que los jóvenes, los adultos mayores necesitan nutrientes como las proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, pero en cantidades distintas. Para ellos, algunos alimentos pueden ser mucho más necesarios que otros, dependiendo de la situación.

Existen algunos alimentos que por sus propiedades, pueden ser de gran ayuda para la salud de los adultos mayores. A continuación te presentamos una serie de ejemplos que pueden serte de utilidad:

  • Bajas defensas y falta de vitaminas: Se recomienda incluir en la dieta sub productos de las abejas, como la miel, propóleos y jalea real, entre otros.
  • Anemia: el consumo de carnes blancas o rojas sin grasa, legumbres, vegetales de hoja verde y quinoa puede prevenir o mejorar esta enfermedad.
  • Osteoporosis: se debe consumir al menos 3 lácteos al día, como leche, yogur, quesillo o postres de leche. Sin embargo, hay que priorizar que éstos sean descremados y bajos en azúcar o bien con endulzante.
  • Estreñimiento: se recomienda beber entre 6 a 8 vasos de líquido al día, que puede ser idealmente agua o té de hierbas y consumir legumbres 2 veces por semana. También ayuda el consumo de frutas y verduras, cereales integrales, salvado de trigo y aloe vera.
  • El corazón: para mejorar su salud y la circulación de la sangre se recomienda comer 2 veces a la semana pescados grasos como salmón, trucha, jurel y atún; añadir a las ensaladas aceites vegetales como el de canola, pepita de uva y oliva; consumir semillas como chia y linaza, además de frutos secos, palta y aceitunas.
  • Contra el envejecimiento y daño celular: se deben incluir Antioxidantes en la dieta, por lo que se recomienda ingerir diariamente:

– 3 porciones de frutas ricas en vitamina C como naranjas, piñas y arándanos, entre otros.

– 2 porciones de vegetales de distintos colores, entre las que el jengibre es una excelente alternativa.

– frutos secos como nueces, almendras o avellanas.

Súmale a estos consejos buenas prácticas como evitar el consumo de alcohol en exceso, no fumar, realizar actividad física de forma regular (como salir a caminar durante) y lograrás mejorar tu salud y calidad de vida.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS