Una Nueva Cultura Laboral

26 Abr, 2016 |

Según la CEPAL, la participación laboral femenina ha crecido, aunque sigue siendo menor a la masculina. En términos generales, en la región alcanza un 53% y en el rango de mujeres de entre 20 y 40 años, esa participación sube a un 70%. Entonces, ¿qué están haciendo los países para fomentar esta situación y conciliar el trabajo con la familia?

I.- En América Latina

Una de las principales labores del Estado es proteger los derechos de sus ciudadanos, en este sentido hay varios ejemplos: fijar horarios de trabajo, vacaciones y uno que tiene mucho que ver con la inserción de las madres al mundo laboral: la protección de la maternidad.

Según el mismo documento de la CEPAL, la mayoría de los países de América Latina aseguran aspectos tan esenciales de este tema como la protección a la lactancia o la protección al despido por maternidad. La mayoría de las naciones se han puesto manos a la obra para pensar cómo colaborar y qué hacer para revalorizar el rol de las mujeres y de las familias.

¿Cómo es el escenario en nuestro país? Podría decirse que últimamente logramos cumplir con el concepto de “corresponsabilidad social”: no sólo los hombres y mujeres debieran compartir las tareas domésticas, sino que el Estado, las empresas y las organizaciones sociales deben también poner su grano de arena, según la CEPAL. ¿Lo logramos en Chile? Se ha dado un gran paso: el Post natal.

II.- En Chile

Hace más de tres años, entró en vigencia un acuerdo que sigue siendo revolucionario en América Latina: tuvo una aprobación transversal entre nuestros parlamentarios y, para muchos, significó un enorme avance en Chile en materia de legislación y, sobre todo, en cuanto a la protección de la maternidad.

Con la ley del Post Natal se alargó a casi seis meses este periodo crucial en la relación madre e hijo. No sólo le da más tiempo a cada familia para dar la bienvenida al nuevo integrante, sino como se explica en el sitio de Red Salud de la Universidad Católica, también es posible fortalecer el apego- lazo afectivo esencial para el buen desarrollo del niño o niña- y se extiende el periodo de lactancia materna, durante el cual la güagüa es alimentada con el alimento más completo que puede recibir. Esta etapa, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, debiera durar como mínimo seis meses, exactamente lo que permite el nuevo Post Natal.

La ley del Post Natal es un ejemplo más de cómo las organizaciones sociales, las empresas, los trabajadores y el Estado van acomodándose y llegando a nuevos acuerdos que incentivan y fortalecen a la familia y que permiten que cada vez más puedan desarrollarse y participar en esos dos ámbitos, plena y responsablemente.

Tags:

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS