Una vida más consciente, ¡es fácil!

1 Dic, 2014 |

Se habla mucho del reciclaje, la reutilización y la reducción de residuos, sin embargo, es poca la gente que lo lleva a cabo quizás por encontrarlo engorroso o complejo. Pero la verdad es que esa es una concepción que está muy alejada de la realidad: ¡todos podemos, todos los días! De maneras muy simples, podemos hacer un aporte al ecosistema sin hacer un esfuerzo de más, y así estaremos uniéndonos a la tendencia mundial de cuidar el medio ambiente y hacer del planeta un lugar más amable.

Aquí van algunos tips que te ayudarán a hacer de tu día a día, uno más ecológico:

Utiliza envases no desechables: Siempre intenta consumir productos que tengan envases reutilizables, como por ejemplo las bebidas. ¡Imagina cuánto plástico le puedes ahorrar al ecosistema con esa simple decisión! Otro dato simple es guardar los envases de los productos de limpieza y comprar los rellenos que vienen en envases desechables, ya que de esta manera le das un uso mucho más largo a un producto que quizás hubiera estado menos tiempo en tu cocina o baño.

Acostúmbrate a llevar tu bolsa reutilizable: Este es un consejo que ya hemos dado un montón de veces, pero nunca está de más recordarlo. Hacer de tu bolsa reutilizable tu máxima aliada a la hora de ir de compras le genera un ahorro impactante al planeta, ya que la contaminación por plástico es una de las más graves, y si bien no podemos dejar de utilizar este material en diversas ocasiones en nuestro día a día, ahorrarnos las bolsas plásticas cuando vamos al supermercado es una súper buena alternativa para poner nuestro granito de arena para el cuidado del ecosistema.

Utiliza pilas recargables: Las pilas normales tienen una enorme cantidad de químicos que producen la energía para que funcionen, y una vez desechados son sumamente dañinos para el medio ambiente. Por eso, una alternativa eficiente para el bolsillo y el ecosistema es la utilización de pilas recargables, ya que podremos sacarle el máximo provecho al cargarlas cada vez que lo necesitemos, sin necesidad de botarlas cuando se descarguen.

Usa una taza de café reutilizable: ¿Las conoces? Son como los clásicos vasos de papel de las cafeterías, pero de plástico duro. Al no ser desechables, puedes usarlas cuántas veces quieras, sin perder la comodidad de tener un recipiente transportable para tu café. Además, su material ayuda a mantener la temperatura del café y en algunos lugares te hacen descuento por llevar tu propia taza. ¿Qué te parece?

Imprime en hojas recicladas: Muchas veces, en la oficina, pasa que imprimimos por un solo lado cosas que después quedan por ahí, por lo que una excelente medida para incentivar el reciclaje es juntar todas esas hojas y utilizarlas para imprimir por el lado que aún queda en blanco. De esta manera, estamos generando un importante ahorro al planeta al utilizar menos papel.

¿Ves que fácil es? Con pequeños esfuerzos podemos lograr grandes cambios. Elige cuál te acomoda más y súmate a la tendencia del reciclaje, ¡toda ayuda vale!

Conoce más sobre las áreas de trabajo de sustentabilidad de Walmart Chile haciendo click acá.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS