Voluntariado ciudadano: ¡donde hay una intención, hay una manera!

3 Oct, 2014 |

Muchas veces, ante la sola mención de la palabra “voluntariado”, la primera reacción es pensar “no tengo tiempo”. Pero hoy en día, las acciones de ayuda voluntaria se han abierto a un abanico de posibilidades, con las que puedes aportar desde muchos ángulos diferentes y muchas veces sin moverte de tu escritorio.

El voluntariado es una manera poderosa de involucrar a un grupo de gente en torno a una causa social, de ayuda o apoyo a diferentes grupos que lo necesiten. Organizaciones que necesitan ayuda hay un montón, lo que necesitamos primero es ver qué estamos dispuestos a entregar.  ¡Todos los aportes sirven, por pequeños que sean!

Además de las maneras tradicionales de ayudar, ya sea donando parte de nuestro tiempo o dinero a través de programas de socios, también hay iniciativas que permiten difundir y apoyar ciertas causas cuando podamos y de la manera que nos sea más fácil. Por ejemplo, Change.org es una plataforma de peticiones donde son los mismos ciudadanos los que plantean causas que quieren impulsar, consiguiendo firmas de adherentes a través de correo electrónico para generar cambios en nuestra sociedad.

Las redes sociales también son un excelente vehículo para participar como voluntario en temas puntuales, ya que la velocidad de la información ayuda a que miles de personas puedan hacerse parte de una causa difundiendo información y creando conciencia sobre diferentes temas, además de congregar ayuda para quienes lo necesitan frente a desastres naturales. Pensemos en lo que pasó en el incendio de Valparaíso, en marzo de este año: la difusión de puntos de acopio en redes sociales ayudó a que muchas personas pudieran ayudar directamente, además de que otras comenzaran iniciativas como recolección de material, de juguetes para niños, ropa o alimentos para llevarlos a la zona.

Otra iniciativa cada vez más común es la donación del vuelto en supermercados. Si bien existe una especie de mito sobre cómo se distribuyen estos fondos, la realidad es mucho más simple de lo que la gente piensa: en el caso del supermercado Lider, el 100% de las donaciones realizadas por caja se destinan íntegramente al Hogar de Cristo y al Refugio de Cristo, y durante este año ya ha recolectado más de 270 millones de pesos en ayuda a personas en riesgo social, como jóvenes con problemas de adicción, niños y mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, adultos mayores en situación de abandono, personas con discapacidad, entre otros.

Maneras de ayudar hay muchas, cada quien puede elegir la que nos acomode. Ya sea de manera económica o con un posteo en redes sociales, todos podemos ser parte del cambio. Piensa qué te apasiona o qué te mueve, las opciones para ayudar están al alcance de tu mano y, con cada granito de arena, avanzamos hacia una sociedad más justa y colaboradora con quienes más lo necesitan.

MÁS HISTORIAS RELACIONADAS